Capítulo 20 - Un mar de dudas

-Qué haces aquí tú sólo con el frío que hace?
Miguel se giró y vio a Olivier.
-O…O…Olivier, eres… tu? –dijo Miguel.
-No exactamente –le dijo Olivier
Y por qué te veo a ti?-preguntó Miguel
-Porque soy tu padrino –respondió Olivier- solo me vas a ver a mí.+
-Cómo que sólo a ti? –preguntó Miguel.
-Soy tu padrino, tengo que velar por ti y contarte todo lo que necesites saber- respondió Olivier
-Quién te ha matado?-preguntó Miguel
-Los otros –respondió Olivier
-Los… otros? –preguntó Miguel extrañado.
-Sí, los otros. Es un grupo de personas que buscan algo –le respondió Olivier
-Qué buscan?- preguntó Miguel.
-Buscan un poder –respondió Olivier.
-Pero… que poder? –preguntó Miguel.
-Mira Miguel, aquí no puedo contarte nada –le dijo Olivier- volveré pronto para hablar contigo.
En ese momento desapareció. Miguel se quedó contemplando el mar, que estaba muy tranquilo, cosa extraña a principios de diciembre. En ese momento, salió su madre del interior del tanatorio. Se acercó y abrazó a Miguel.

MIENTRAS TANTO EN ILLY…
-Sí, estoy delante de la casa-dijo un hombre
-Está vacía? –preguntó la voz al otro lado del teléfono.
-Sí, ya nos encargamos el otro día-dijo el hombre.
-Pero está la policía registrándola?-preguntó la voz
-No, ya me he encargado de ellos, jejeje-dijo el hombre.
-Vas a entrar ahora?-preguntó la voz
-Sí, voy a ver si encuentro algo-le dijo el hombre a la voz.
-Has quitado todas las fotos?-le preguntó la voz-. Sabes perfectamente que son nuestra perdición.
-Sí.
-Perfecto, pues ponte a buscar-le dijo la voz- pero no tardes mucho.
-De acuerdo –le dijo el hombre-. No te preocupes, en cuanto vea algo, me voy.
-Ya sabes que no nos será tan fácil volver a distraer a todo el mundo-le dijo la voz.

Y colgó. El hombre se guardó el móvil en la chaqueta, y salió del coche. Fue andando con calma hasta la casa de Gaëlle, ya que todo el pueblo estaba en La Saz, en el velatorio de Olivier, muy querido en la comarca, y más querido aún en la familia de Miguel…

1 comentarios:

Rayoleon dijo...

O_O se pone interesante...

Publicar un comentario